Curiosidades de los rinocerontes

Curiosidades de los rinocerontes

Curiosidades de los rinocerontes

Los rinocerontes son mamíferos terrestres míticos por excelencia, así que en este artículo hemos recopilado algunas curiosidades que seguro no conocías sobre estos animales.

Los rinocerontes son una especie que está en peligro de extinción por el declive drástico de su población en los últimos años. De las cinco subespecies que sobreviven en la actualidad, tres de ellas (rinoceronte de Java, Sumatra y negro) han sido clasificadas en “peligro crítico”, otra (rinoceronte de la India) en “peligro” y la última (rinoceronte blanco) se considera vulnerable.

El cuerno(s) frontal es su característica distintiva y una de sus principales bazas defensivas, pero también es el motivo por el cual son blanco de tantos cazadores furtivos, ya que este posee un valor terapéutico en la medicina tradicional asiática.

Otro de los motivos de la caza furtiva de los rinocerontes es que en China se le atribuyen propiedades afrodisiacas a sus cuernos.

El cuerno aunque tienen una dureza extrema, carece de un núcleo óseo ya que está formando por capas de fibras compactas de queratina.

Curiosidades sobre los rinocerontes

El cuerno de un rinoceronte no deja de crecer a lo largo de su vida, siendo el récord de longitud actual de 1.58 metros.

Aunque poseen una piel muy gruesa que simula una armadura defensiva, son sensibles a las picaduras de los insectos y al sol, motivo por el cual suelen revolcarse en los charcos dejando secar el lodo en su piel a modo de una barrera protectora.

Los rinocerontes son animales que llevan una vida solitaria, excepto en las épocas de cópula en que se observan con un ejemplar femenino y algunas especies que pueden reunirse en pequeños grupos. El rinoceronte blanco es la especie más sociable de las cinco con sus congéneres, aunque cuando se sienten amenazados muestran rápidamente signos de agresividad.

Tanto el rinoceronte blanco como el negro, a pesar de lo que su nombre sugiere, son en realidad de color gris. El rinoceronte blanco es de una tonalidad un poco más clara que la del rinoceronte negro, aunque la manera principal de distinguirlos es la forma de su boca.

Los rinocerontes habitan siempre en una misma zona y marcan su territorio de forma olfativa usando sus heces y orina. El rinoceronte negro es considerado el más territorial y agresivo de los cinco.

Familia de rinocerontes

Las patas de los rinocerontes son cortas y robustas, con tres dedos que le aportan a sus huellas ese aspecto singular en forma de trébol. El dedo central se encuentra más desarrollado y sirve de apoyo principal de esta enorme base que debe sustentar toda la masa corporal.

A pesar de que su peso y estructura corporal no es apta para alcanzar grandes velocidades, los rinocerontes son capaces de trotar ágilmente e incluso realizar una carrera corta alcanzando una velocidad de 45 km/h.

Existe una relación simbiótica entre las aves conocidas como búfagos y los rinocerontes. Estas aves viven de los rinocerontes, alimentándose de las garrapatas, larvas de moscardón y otros parásitos que habitan su cuerpo. De igual manera advierten a los rinoceronte de algún peligro mediante un piar sibilante o ruido.

El rinoceronte blanco es considerado el segundo mamífero terrestre más grande, por detrás del elefante africano.

Fotos de familias de rinocerontes

Su cerebro es pequeño en comparación con el tamaño de su cuerpo, por lo que les precede la reputación de no ser muy inteligentes. Sin embargo cuando cruzan las montañas saben identificar la ruta más fácil y rápida.

Los rinocerontes tienen un agudo sentido del olfato y del oído, pero en cambio poseen tan mala visión que se han llegado a considerar los más “miopes” de todos los animales.

Por regla general las especies suelen tener una sola cría por parto, aunque la presencia de dos mamas sugiere la posibilidad de que se puedan gestar hasta dos crías.

La longevidad de los rinocerontes es variable dependiendo de la especie de la que se trate y si se encuentra en cautividad o libertad, pero pueden llegar a vivir un promedio de 60 años.

Compártelo en tu red social: