Alimentación de los rinocerontes

Alimentación de los rinocerontes

Alimentación de los rinocerontes

A pesar de que su aspecto pueda parecer fiero, los rinocerontes al ser herbívoros sólo se alimentan de plantas y, con excepción del blanco, de frutos. Los horarios del día preferidos por ellos para alimentarse son el amanecer y el anochecer, cuando las temperaturas son menos elevadas.

Ello se explica en el hecho de que viven en regiones de elevadas temperaturas durante el día y, a pesar de contar con una piel gruesa, es una especie que necesita protegerse del sol. Por esa razón es que como los hipopótamos podemos verlos cubiertos con una capa de barro.

Comen a un ritmo lento porque se saben fuertes y protegidos ante un eventual ataque, no como otras especies víctimas de depredadores que se ven obligadas a comer con agitación.

Por su gran tamaño deben ingerir grandes volúmenes de alimento al día y no se desplazan mucho en su búsqueda, por lo que por lo general veremos que se asientan en áreas donde el agua y los árboles o plantas, sus requisitos imprescindibles, son abundantes.

La cantidad de comida que ingieren puede ascender a entre 130 y 180 libras al día, en dependencia del peso y tamaño de cada ejemplar.

Rinocerontes comiendo

Esto hace que sea muy caro criar muchos rinocerontes en cautiverio. De ahí que la mayor parte de los parques zoológicos solo tengan uno o dos ejemplares.

Cinco especies, cinco formas de alimentarse

A día de hoy existen cinco especies de rinocerontes y cada una de ellas se alimenta a su manera. De hecho, parte de las diferencias que las hacen especies distintas podemos encontrarlas en sus bocas y componentes para devorar el alimento.

La alimentación del rinoceronte negro está basada en plantas leñosas, y a tal efecto en su boca dispone de un labio superior prensil para romper esas plantas de consistencia más bien fuerte o dura.

Por su parte, el rino blanco se alimenta de hierbas cortas que yacen mayormente en el suelo, por lo que su boca tiene unos labios anchos que le facilita enormemente la labor de pastoreo a la que se ve obligado a recurrir para alimentarse.

El rinoceronte indio se diferencia de ellos dos y la naturaleza dispuso que se alimentase de hierbas altas y pequeños arbustos, pero para consumirlos dispone un labio superior prensil al igual que el negro.

Alimentos de los rinocerontes

Los dos similares en su alimentación y boca son el rinoceronte Java y el Sumatra, que para mantener su gran cuerpo lleno de energía derriban pequeños árboles para comer sus hojas y frutos.

Hidratación

Los rinocerontes precisan del agua para proteger su piel de una capa de lodo o fango, mezcla resultante del vital líquido y la tierra. Por supuesto, también la necesitan para beber y mantenerse hidratados y, como su corpulencia indica, la necesitan en grandes cantidades.

Deben beber a diario o al menos cada dos días. Sin el agua corre el riesgo de morir y en tiempo de sequía, lo máximo que puede aguantar un ejemplar sin beber es cinco días.

Por todos estos factores es que los rinocerontes no emprenden grandes o largas migraciones como otras especies del reino animal a través de las estaciones del año. Siempre se aseguran de permanecer en las cercanías de asentamientos acuíferos. 

Compártelo en tu red social: